"NO MALGASTES EL TIEMPO, ES LA SUSTANCIA DE LA QUE ESTÁ HECHA LA VIDA"

martes, 11 de enero de 2011

ANCHOAS MARINADAS

Una de pescadooooo, por favor!!!! Que ya era hora, digo yo, no! Mucha carne, muchos fritos, muchos dulces... mucho de todo pero a mi me apetece un "pescaíto", jaja! Allá vamos!
Boquerones, sardinillas... podemos hacerlo con cualquiera de las dos cosas. Es sencillo, ligero, fácil de preparar y casero, casero, quién da más?

 Qué necesitamos? Pues poquita cosa:
- 500 gramos de boquerones o sardinillas frescas
- Sal gorda
- Aceite de oliva o de girasol
 Los pasos, sencillos, aunque sea un poquito laborioso:
1. Limpiar los boquerones quitándoles la cabeza y la espina central
2. Pasarlos por debajo del grifo y separar los filetes
3. Secar bien los boquerones con papel de cocina y colocar los filetes en un recipiente apto para congelar y congelarlos al menos durante 48 horas
4. Una vez descongelados, secarlos bien con papel de cocina para quitar la humedad sobrante después de la congelación
5. En un recipiente con base suficiente, mejor si es rectangular, ponemos una base de sal gorda. Encima ponemos una primera capa de boquerones hasta que completemos toda la superficie del recipiente. A continuación, tapamos con otra nueva capa de sal gorda y encima, de nuevo, otra capa de boquerones. Lo haremos así hasta que acabemos de colocar boquerones teniendo que ser la última capa de sal gruesa
6. Meteremos el recipiente en la nevera poniendo algo de peso encima para presionar y mantendremos así entre 2-4 horas, con ese tiempo será suficiente
7. Por último, pasado este tiempo sacaremos las anchoas de la sal y pasaremos por el grifo para quitar el exceso de sal. Después, colocaremos las anchoas en un recipiente adecuado y cubriremos de aceite de oliva o girasol

Quedan riquísimas, son super sencillas de hacer y van genial para acompañar a unas alcachofas como pincho o aperitivo o con un simple tomatito... probádlas, sin colorantes ni conservantes!
Bueno ,chicos y chicas, señores y señoras, quería aprovechar esta entrada para agradeceros todoooooo... los comentarios (siempre buenos, jaja), las visitas, los ánimos... ya somos unos cuantos, muchos más de los que esperaba cuando en noviembre del año pasado me anime a empezar con este "lío"... Gracias a todos y todas!

19 comentarios:

  1. Que ricos!! me encantan tanto los boquerones como las anchoas, para mi es una aperitivo de lujo!!. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Fuente de Omega 3...Ricas y muy recomendables!!

    ResponderEliminar
  3. Me apasionan las anchoas, nunca las preparé en el congelador...pero es cosa de probar.

    Un besiño :D

    ResponderEliminar
  4. Lo voy a volver a intentar porque desgraciadamente no tengo mano para los boquerones y mira que a mi madre le quedan genial, pues yo hago lo mismito y na, medan blandengues. Si me solucionas el problema te prometo agradecimiento eterno y de momento te mando un saludito,

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que vengo pensando en una receta para la que necesito estos boquerones, pero claseros, claro.
    Me lo has solucionado.
    Un besín!

    ResponderEliminar
  6. Los bocartes así me pirran! y mira por donde estaba buscando yo esta recetinaaaa!!! graciassss extremeñaaaaaaaa!!! eres un soleteeeee!!!! esta me la llevo eh!!!!

    ah! y muchísimas gracias por todos tus amables comentarios!!!!


    ;-)

    ResponderEliminar
  7. Qué ricos!!! Me gustan para el aperitivo. A ver si me animo con ellos, que me da una pereza hacerlos....
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Este tipo de conservas frecas y caseras me gustan mucho, a mi especialmente me encanta acompañarlos con rodajas de tomate.

    Un beso
    Afri

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Socorrooo!! Qué se me hace la boca agua al ver estas anchoas, ¡¡con lo que me gustan!!! Me apunto a la receta.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Se me olvidó comentaros el porqué debemos congelar los boquerones. El motivo es que como la receta no lleva ningún método de cocción es necesario, para evitar el anisakis... cuidadin con esto, eh!

    ResponderEliminar
  11. A mi me encantan, pero soy la unica en casa asi que hacerlas solo para mi :( pero tienen que estar estupendas¡ besiños

    ResponderEliminar
  12. Esta eceta me la llevo, voy a chafardear en tu cocina, vamos a ver que más me llevo
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. con lo ricas que están seguro que merece la pena hacerlas! fantásticas!

    ResponderEliminar
  14. Pues fíjate qué ricas! aunque a mí me van aún más en vinagre (soy vinagrera hasta la médula... no puedo evitarlo!!!!). Me ha parecido fantástico el poder hacer este marinado en casa, y tan rápidamente (me ha sorprendido que en 4 horas en salmuera ya estén listas)!! Un besazo, guapa!!!

    ResponderEliminar
  15. Eso, eso, pescadito para todos....
    Tenía yo ganas de ver tus anchoas extremeñas.Seguro que ya no queda ni una.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  16. Que buenas! Unas anchoas siempre entran bien, con cualquier cosa. Yo nunca las he hecho, pero como tu dices, sin conservantes ni colorantes tienen que estar mucho mejor. Besos desde Mérida

    ResponderEliminar
  17. Yo nunca las he hecho, màs que nada porque ni a mi ni a mi marido nos gustan, pero a mi cuñada si que le encantan y visto que viene a comer al menos una vez por semana a casa creo se las harè para darle una sorpresita. :)

    ResponderEliminar
  18. Bueno, bueno... veo que también os gusta el "pescaíto", jaja! Pues ya vereis lo que hice con unas poquitas anchoas que nos sobraron de la nochevieja... si es que aquí no se tira nada!

    ResponderEliminar
  19. Mare mía que bueno y que bien preparado, una delicia de bocadillito ¡y a estas horas!
    Un besote desde le bazar de los sabores

    ResponderEliminar

Me encanta que os paseis por mi cocina pero si además os animais a dejarme un comentario, mejora e incluso crítica... mejor aún!